Relojes automáticos Victorinox

El más fino arte tradicional de la relojería y la precisión suiza se combinan en esta colección creada a la perfección. Estos pequeños relojes analógicos impecablemente fabricados no sólo duran toda la vida, sino que van a seguir entusiasmando a las futuras generaciones con su precisión. Una inversión clásica para la eternidad.

Nos gustaría explicar en detalle por qué los relojes mecánicos son verdaderos artículos de colección y cuánto trabajo de precisión requiere cada uno de nuestros modelos individuales.

Relojes automáticos (22)

Filtrar resultados

Filtrar resultados

Borrar todo
  • Material del brazalete
Clasificado por

Consciencia de tradición en su muñeca::
Relojes mecánicos de Victorinox

Siempre que el amor verdadero esté involucrado, los argumentos puramente racionales pasan a segundo plano. Elegir un reloj mecánico puede quedar determinado por la emoción en muchos aspectos, y aun así, un vistazo a la tecnología que hay detrás explica por qué fascina tanto a los hombres del mundo. A eso se le agrega su propio estilo subjetivo, una debilidad por la tradición, e idealmente por el fenómeno del tiempo en sí mismo. La impresionante interacción de algunas veces más de 100 piezas individuales miniaturizadas que ponen en movimiento las manecillas hace que un reloj mecánico sea una pieza maestra fascinante del mayor arte de la relojería. En las siguientes explicaciones, nos gustaría dar más detalles sobre cómo los expertos en relojes de Victorinox en el centro de competencia propio de la empresa en Delémont contribuyen a esto y cómo se ve eso específicamente en nuestros diferentes modelos.

Reloj a cuerda o automático – una decisión fundamental:
Mientras que los movimientos electrónicos son accionados por una pila, desde la invención del primer reloj de bolsillo, los relojes mecánicos han sido impulsados por un resorte. Generalmente, se pueden distinguir dos tipos aquí: con los relojes mecánicos a cuerda manual, la energía necesaria se introduce manualmente desde afuera con frecuencia regular; un reloj mecánico automático, por otro lado, traduce el movimiento del usuario en la energía motriz que necesita a través de un rotor. El desafío aquí es transferir el impulso externo en una oscilación pareja que permanezca constante independientemente de la posición y ubicación del reloj. Aquí es cuando entra en juego la rueda de equilibrio accionada por el resorte, un pequeño volante que actúa como un cronómetro mecánico.

Movimientos automáticos – Hecho en Suiza:
Todos los relojes mecánicos de Victorinox tienen un movimiento suizo automático que garantiza la mayor precisión y exactitud. Usamos el Kaliber ETA 2824-2 con un indicador de potencia de 38 horas, el Sellita SW 200 con un indicador de potencia de 38 horas y el ETA VALJOUX 7750 con un indicador de potencia de 48 horas. Preferimos utilizar el último de estos para nuestros relojes mecánicos con función de cronógrafo. Cajas sólidas hechas de acero inoxidable protegen los relojes de manera segura contra golpes y otras influencias externas. Porque la durabilidad es una cualidad suiza.

Tapa de caja transparente – un homenaje a la tecnología:
Como mencionamos al principio, el pequeño mecanismo de alto rendimiento, que asegura el latido de los relojes mecánicos, ejerce una atracción especial en los entusiastas del reloj analógico, y también en nosotros como fabricantes. Por eso todos los relojes mecánicos automáticos de Victorinox están equipados con una tapa de caja transparente que permite ver dentro del reloj y revela el sofisticado mecanismo de tornillos, resortes, cilindros y ruedas dentadas.

Útiles complicaciones – funciones adicionales para cada estilo de vida:
Aunque en general las complicaciones de uso no son para nada atractivas o deseables, en el mundo de los relojes clásicos este término resume todas las funciones en un reloj más allá de la visualización de horas, minutos y segundos, esas funciones que le dan al reloj un mayor valor agregado. Ejemplos de esto son el visor de fecha, la función de cronómetro o el visor de fase lunar, el indicador de potencia o el segundo huso horario. Cada función adicional hace a la mecánica y, por consiguiente, al movimiento más complejos. Lo que parece muy simple en la superficie del visor requiere grandes exigencias en la tecnología interior.

Materiales innovadores – vanguardia en investigación y desarrollo:
Al igual que con todos nuestros productos, con cada uno de nuestros modelos individuales en la colección Swiss Army Watch colocamos el mayor valor en la aplicación coherente de los valores de nuestra marca. El último lanzamiento para demostrar el diseño icónico y la funcionalidad inteligente, la innovación y la tradición en relojes mecánicos es la creación de una correa de reloj hecha de madera, que combina espíritu pionero y comodidad con la conservación sustentable de recursos. Ya hemos tomado un paso en una dirección similar con la gama AirBoss, que hemos equipado con una correa hecha de cuero curtido de manera ecológica.

Verdaderos tipos de carácter – relojes clásicos para todas las aventuras de la vida:
Con Victorinox, elegir un reloj electrónico o mecánico no significa restringir la funcionalidad. Nuestra colección abarca todo el espectro de diferentes caracteres – seleccionados a mano durante la fabricación, desde relojes de uso diario y relojes formales a relojes con cronógrafo, relojes para pilotos y relojes de buceo. ¿Y quién dijo que hay que elegir una cosa u otra en la vida? Como artículos de colección cuyo valor aumenta, los exclusivos relojes suizos son en definitiva clásicos. Tómese su tiempo para explorar en línea en nuestra vidriera u obtenga asesoramiento en persona de un comercio especializado autorizado. Siempre vale la pena probarse un reloj en su muñeca, y hablar un poco del tema siempre lo hará saber un poco más.